Salsa Romesco, típica receta catalana

Salsa Romesco

Esta receta de Salsa Romeresco, es original de Tarragona, en Catalunya. Esta salsa forma parte frecuente de las comidas de la región. Esta es preparada a partir de variados vegetales de la temporada. Con la cual se pueden acompañar una gran variedad de platos, como, por ejemplo, los calçots, por su sencilla elaboración.

Esta salsa es una picada que admite variantes según los gustos, su precursor fue un plato marinero, según cuentan los expertos. La romescada, que es muy típico de la costa de Tarragona y cuya base es un sofrito realizado con tomates, frutos secos, pimentón.

Datos interesantes de la receta:

Tiempo de preparación: unos 15 minutos

Tiempo de cocción: 25 minutos aproximadamente

Tiempo total: 40 minutos

Raciones: para seis personas

Clasificación: Plato principal

Dificultad: muy poca

Estilo de cocina: española-catalana

Cálculo de Kcal por ración: 275 

Ingredientes

  • Una cabeza de ajo, con todos sus dientes
  • De 8 a 10 avellanas
  • De 8 a 10 almendras
  • 3 guindillas
  • 4 tomates medianos rojos maduros
  • 2 pimientos “cuerno de cabra” cristalizados o 2 ñoras
  • ½ taza de vinagre
  • 1 taza de aceite de oliva
  • 2 rebanadas de pan 
  • Sal al gusto

Pasos para la elaboración de la salsa

  • Lo primero a considerar es prepararla con tiempo. Es fácil de hacer, pero requiere por lo menos un día de antelación para que los sabores alcancen el realce adecuado para acompañar sus platos. 
  • Por otra parte, se debe hidratar adecuadamente los pimientos “cuernos de cabra” o las ñoras. Por lo que se deben sumergir entre unas cinco o seis horas en agua.
  • Al día siguiente, luego de haber hidratado adecuadamente los pimientos o ñoras, se dejan escurriendo en un plato aparte. Mientras se fríe el pan en un poco de aceite, hasta dorarse. Esto le da un toque de realce al sabor de esta salsa.
  • Se precalienta el horno y fijarse muy bien que alcance los 200ºC, para luego colocar los dientes de ajos y los tomates a asarse por unos 15 minutos.
  • Mientras esto se realiza se van pelando las avellanas y almendras, luego se separa la pulpa de los pimientos o ñoras de las semillas.
  • Retirar los ajos y tomates del horno, para separar la piel con cuidado, lo cual resultará muy fácil luego de la cocción.
  • Triturar con un mazo o mortero las avellanas y almendras, luego se pasan por una licuadora para suavizar su consistencia lo más posible.
  • Ya en la licuadora se incorporan todos los ingredientes. Los tomates, el vinagre, el aceite de oliva, también los dientes de ajos cocidos, toda la pulpa de pimiento, no olvidar las guindillas y el pan.
  • Licuar todos los ingredientes hasta obtener una mezcla líquida y homogénea, se va ajustando la sazón al gusto agregándole la sal.

Algunas notas sobre esta salsa

Dependiendo del cocinero y los comensales, en la salsa se podría utilizar solamente uno de los frutos secos, bien sea las avellanas o las almendras.

La receta original emplea pimientos secos llamados cuerno de cabra, los cuales se deben cristalizar previamente para que pierdan la amargura.

Algunas personas también utilizan pimientos choriceros para resaltar el gusto. 

Es una salsa sencilla pero exquisita para acompañar tus platos principales.

Entradas relacionadas