Potaje canario

potaje canario

El potaje canario es un plato de cuchara en el que se aprovechan todas las verduras que puedas añadir. Gracias a esto, existe un sinfín de variedades para la elaboración de esta receta. 

Evidentemente, existen las verduras propias de las islas, que podemos decir que son las que dicta la tradición. Pero afortunadamente, puedes añadir cualquiera que prefieras o eliminar las que no sean de tu agrado, y esto no afectará en absoluto el delicioso resultado

Una de las cosas más llamativas y exquisitas de la gastronomía de estas islas es que lleva la influencia latinoamericana, en especial de Venezuela. También encontramos sabores propios de África, lo que termina por ofrecer una variedad de maravillas culinarias

Ingredientes

Se trata de una preparación sumamente sencilla, que apenas tomará un poco menos de una hora. En esta oportunidad te daremos los ingredientes para preparar cuatro buenas porciones para degustar en familia. 

  • 250 g de costilla de cerdo salada
  • 150 g de papas (o patatas) pequeñas
  • 100 g de garbanzos
  • 1 cebolla mediana
  • 1 piña de maíz 
  • 100 g de calabacín 
  • 150 g de calabaza
  • 1 zanahoria grande
  • 150 g de judías verdes 
  • 200 g de col
  • 1 vaso de caldo de carne 
  • Un majado de ajo y perejil
  • Aceite de oliva 
  • Unas hebras de azafrán
  • Sal 

Antes de la preparación

Siempre recomendamos preparar los ingredientes antes de proceder con la receta. En este caso, este paso tomará un poco más que tan solo lavar y trocear.

En primer lugar, vamos a desalar la costilla. Para ello la lavamos y eliminamos todos los granos de sal gruesa que encontremos adheridos. Luego la pondremos en agua por 12 horas, antes de comenzar con la preparación. 

Ahora bien, en el caso de los garbanzos, estos se deben hidratar previamente. Para ello, los colocamos en un bol con agua templada, un puñado de sal y una cucharadita de bicarbonato. Al igual que la costilla, los dejamos por 12 horas. Al terminar este tiempo, escurrimos, enjuagamos bien y reservamos. 

Ahora sí, la preparación

Bien, comenzamos por ir lavando y picando las verduras, que iremos colocando de una vez en la olla de la preparación. Para que la presentación sea más bonita, lo ideal es cortar en dados pequeños el calabacín, la zanahoria y la calabaza, y en el caso de las judías, en tres trozos. La cebolla en pedacitos pequeños para que dé sabor a todo. 

Hacemos lo mismo con las hojas de col, las cuales irán en tiras y la piña de maíz que irá en cuatro trozos. En la misma olla, colocamos de una vez la costilla que hemos desalado, que también es recomendable cortar en trozos más manejables al momento de comer. 

Finalmente, agregamos también los garbanzos, un chorrito de aceite de oliva, sal al gusto, el caldo de carne y el majado de ajo y perejil, junto con el azafrán. Cubrimos completamente con agua y removemos para juntar todos los ingredientes. 

Un punto fundamental es que el majado de perejil y ajo sea muy homogéneo y sin trozos. Para ello, lo mejor es picar el ajo y el perejil muy pequeño y echarlo en la batidora junto con un toque de aceite de oliva y un punto de sal. 

Momento de la cocción 

Ponemos nuestra olla al fuego y la llevamos a punto de ebullición. Bajamos a fuego medio, pero mantenemos el borboteo por unos 45 minutos, removiendo para evitar que se peguen las verduras del fondo. 

Es momento de añadir las patatas o papas, que habremos pelado y cortado en dados un poco más grandes que la zanahoria. Dejamos por unos 15 minutos o hasta que las mismas estén blandas. 

Apagamos el fuego y dejamos que el potaje repose por 10 minutos para asentar los sabores y que tome la consistencia propia de este plato de cuchara

Sirviendo el potaje canario

El potaje canario se sirve acompañado de un trozo de queso fresco y unas hogazas de pan. Si lo dejamos reposar hasta el día siguiente, tanto su sabor como su consistencia serán mucho mejores. 

Por lo general, se degusta primero el caldo con las verduras y la carne, dejando para el final la piña de maíz. No dejen de probarla, ya que ésta ha absorbido todos los sabores del potaje y resulta más que exquisita. 

Entradas relacionadas