Hummus

hummus

El hummus ofrece un sabor exótico y marcado, muy propio de la cocina árabe. Su textura cremosa lo hace ideal para untar con panes pita y acompañar con unas cervezas heladas. Puedes servirlo como aperitivo de una velada especial o simplemente para degustar entre amigos. 

Su preparación es muy sencilla y no requiere mucho tiempo, por lo que puedes prepararlo en cualquier momento. Eso sí, será necesario contar con algunos ingredientes particulares como el tahini, que es una pasta elaborada a base de semillas de sésamo

El tahini le da un gusto y textura únicos al hummus, por lo que no se puede prescindir de este. Ahora bien, es cierto que esta receta si cuenta con varias propuestas culinarias que le suman otros ingredientes creativos. Estos le otorgan mayor intensidad a algunas notas de sabor, que complacen paladares exigentes y refinados.

Además, la creatividad de los chefs también los ha llevado a crear recetas de hummus con distintas bases de sabor. Como por ejemplo, el hummus de zanahoria, de calabaza, de aguacate, berenjena o guisantes. 

Ingredientes

Estos ingredientes están calculados para degustar un delicioso hummus para dos personas. Notarás que es una receta perfecta para veganos, y con muy poco picante. Si ya tienes los garbanzos cocidos, la preparación de esta crema solo te tomará unos 10 minutos.

Para esta propuesta, quisimos añadir unas aceitunas negras, dado que estas suman un sabor interesante a la preparación. Pero en realidad la receta original de hummus, no lleva este ingrediente, por lo que si no es de tu agrado, puedes retirarlo perfectamente.

  • 300 gramos de Garbanzo cocido
  • ½ diente de Ajo
  • 1 cucharada postre de Tahini o pasta de semillas de sésamo
  • 1 chorro de Aceite de oliva
  • 6 unidades de Aceitunas negras
  • 1 pizca de Comino molido
  • 1 pizca de Sal
  • 1 pizca de Pimienta negra molida
  • 1 chorro de Zumo de limón

Preparación

Comenzamos por organizar los ingredientes. Algo que siempre es recomendable en la preparación de cualquier receta, ya que de esta forma los tendrás dispuestos para el momento en que debas añadirlos. 

Luego, antes de empezar, lavamos muy bien los garbanzos y los escurrimos hasta que no tengan más líquido. Los llevamos a la batidora, junto con el ajo, la sal, la pimienta, el comino y las aceitunas. 

Podemos batir estos ingredientes primero y luego añadir el tahini. Pero también es posible agregarlo de una vez. En cualquier caso, debemos asegurarnos de que todo se mezcle bien, obteniendo una pasta homogénea. 

Una vez que se ha agregado el tahini a la batidora, comenzamos a añadir poco a poco el zumo de limón y el aceite de oliva. Sin dejar de batir, para que todos los ingredientes se integren a la perfección y puedan ofrecer sus sabores por igual. 

Para servir, vaciamos la crema en un recipiente y espolvoreamos un poco de pimentón dulce en polvo, por encima. Además de un toque adicional de aceite de oliva. Colocamos los panes pita y tendremos todo listo para la velada. 

Algunos consejos

Para que el ajo sea ligero de digerir, te sugerimos quitar el tallo central antes de licuar. Esto evitarás que lo repitas y su sabor se hará más equilibrado con el resto de los ingredientes. 

Por otro lado, en caso de que no cuentes con los garbanzos cocidos, puedes prepararlos tú mismo. Pero tendrás que planear tu receta con un día de antelación. Comienza por hidratar los garbanzos, remojando en agua por 12 horas. 

Escurra, lava y coloca en una cacerola con abundante agua y una pizca de sal.  Deja hervir hasta que estén suficientemente tiernos como para volverse crema. Deben estar a temperatura ambiente para poder preparar el hummus.

Además del hummus, puedes preparar otras cremas árabes, por ejemplo, la Baba ganoush, para que la degustación de tu velada sea completa. Por supuesto, para los que prefieren bajar las calorías, la buena noticia es que esta crema se puede acompañar perfectamente de vegetales crudos, como la zanahoria, el apio, el calabacín o el pimiento. 

Entradas relacionadas