Guiso de patatas con chipirones

Guiso de patatas con chipirones

Algo realmente sin discusión es que las patatas son la base de los guisos tradicionales de esta región de Europa. La mayoría de los platos regionales las incorporan como acompañante o como parte esencial de la receta con chipirones.

Cuando se busca hacer un guiso con patatas, es bueno saber algunos de los diferentes tipos de ellas y distinguir cuáles son las mejores según lo que se quiera preparar. Para combatir el frío en algunas temporadas, nada mejor que un suculento guiso para entrar en calor y uno de los mejores es el que es acompañado con chipirones frescos.

Para este guiso de patatas con chipirones es aconsejable que selecciones en la variedad de Kennebec, la cual es cultivada especialmente en Galicia. Es reconocida por su consistencia, sabor y aroma. Al estar cocidas quedan mantecosas y suaves, aportando cremosidad al guiso, otra ventaja es que se cocinan uniformemente por su firmeza.

Información de la receta 

  • Tiempo de preparación: unos 30 minutos
  • Tiempo de cocción: 30 minutos
  • Tiempo total: una hora
  • Número de raciones: 4
  • Tipo de cocina: española
  • Calorías por ración: 478 Kcal
  • Categoría: plato principal

Ingredientes para 4 personas: guiso de patatas con chipirones 

  • 700 gr de chipirones frescos
  • 30 ml de aceite de oliva extra virgen
  • 250 ml de caldo de pescado
  • 150 ml de vino de jerez (podrías sustituir si prefieres con vino blanco)
  • 4 patatas preferentemente de la variedad Kennebec
  • 2 dientes grandes de ajo
  • 1 cebolla grande
  • 1 pimiento rojo
  • 2 hojitas de laurel
  • ½ cucharadita de hebras de azafrán
  • Pimienta negra molida al gusto
  • Sal al gusto 

Recomendaciones previas para la preparación

  1. Antes de iniciar la preparación se debe tener en cuenta que es recomendable chascar las patatas en lugar de cortarlas completamente con el cuchillo. Esto le permitirá aportar sabor y textura al guiso.
  2. Los chipirones deben estar frescos y bien limpios. Para ello se le quita la piel externa y se le saca la parte interna (en donde se localiza la pluma). Se le da vuelta y se lavan con agua fresca.
  3. El caldo, puede ser unos huesos de rape, los cuales aportan sabor e intensidad al cocido.

Preparación de las patatas con chipirones 

Primeramente a los 700 g de chipirones se le corta la cabeza a cada uno, por encima de los tentáculos y se les saca el pico.

En una olla con los 30 ml de aceite de oliva extra virgen se coloca la cebolla picada en trozos pequeños y regulares (brunoise). Con ella, los dientes de ajos cortados en láminas a fuego medio-bajo, cuidando que lleguen hasta transparentarse.

Cuando la cebolla ya esté transparente, se añade a la cazuela el pimiento rojo bien cortado en dados, dándoles vuelta uniformemente.

Se trocean todos los chipirones, añadiendoles a la cazuela, rehogando el conjunto.

Se le va incorporando los 150 ml de vino de jerez, el laurel, la sal y la pimienta al gusto.

Se chascan las patatas en trozos de tamaño medio y se añaden al guiso directamente.

Se cubre todo con los 250 ml de caldo de pescado ya preparado previamente.

Se añade el azafrán revolviendo poco a poco, para que vaya aportando sabor y color al guiso.

Se deja al fuego el guiso durante unos 20 minutos aproximadamente, las patatas aportaran el almidón suficiente para que el caldo quede perfectamente trabado.

Entradas relacionadas