Gofio Escaldado

gofio escaldado

El gofio escaldado es una receta que nos llega desde la tradición gastronómica de las islas Canarias. Es un acompañamiento muy nutritivo que tiene como base cereal tostado, especialmente trigo y maíz, que son los más comunes. 

A este cereal se le agrega un caldo de pescado, hasta lograr una consistencia cremosa, que resulta tan deliciosa como agradable en el paladar. Gracias a lo sencillo de su preparación y lo alimenticio de sus ingredientes, se consideró en una época uno de los platos base en la alimentación de los pobladores de estas islas.

Las formas en que se tuesta el grano

Las diferentes formas en que se tuesta el grano le dan distintos matices al plato, proporcionando un gusto más amargo o intenso, según el caso. Además de la creatividad de los cocineros, que pueden llegar a agregar en sus recetas incluso legumbres, para variar su sabor.

El secreto está en la textura, que debe mantenerse cremosa, sin llegar a ser demasiado líquida o firme. Pero en general, es una receta bastante sencilla y divertida de preparar. Por supuesto, el gofio escaldado se sirve con cebolla morada, tal como dice la tradición.

Ingredientes

Esta lista de ingredientes permite preparar un gofio escaldado canario para cuatro personas. El caldo de pescado deberás tenerlo previamente preparado. En cuanto al gofio o harina de maíz, se encuentra en tiendas dietéticas o herboristerías. 

  • Gofio (harina de maíz o trigo tostado) 200 g
  • Caldo de pescado o fumet aproximadamente 900 ml
  • Hierbabuena (en Canarias, llamada hierba huerto), unas hojas al gusto.
  • 1 cebolla morada.

Preparación

Se trata de una preparación muy sencilla, que apenas toma unos minutos. Eso sí, siempre que tengas el caldo de pescado listo. Este no es más que un fumet casero y simple, que sirve como base de nuestro plato.

Para empezar, el caldo debe estar hirviendo, así que lo primero es calentarlo en una cazuela y llevarlo a punto de ebullición. Agrega una ramita de hierbabuena para darle algo de gusto, y retira en un par de minutos.

En un bol resistente al calor, coloca el gofio de maíz o trigo. Una vez que el caldo de pescado esté hirviendo, retira del fuego y comienza a agregar lentamente sobre la harina. Usa unas varillas o removedor para asegurarte de que no queden grumos, esto es fundamental, ya que la textura es una parte esencial al momento de degustar esta receta.

Continúa removiendo mientras agregas el caldo, vigilando que la consistencia que se vaya logrando sea cremosa. Si es necesario, no dudes en agregar más harina. Una vez que estés conforme, sirve en los cuencos y decora con una ramita de hierbabuena y gajos de cebolla morada. 

Este plato se sirve caliente, y se degusta valiéndose de los gajos de cebolla para comerlo. Es usual encontrarlo servido con una ración de pata asada al estilo canario, como aperitivo en compañía del mojo rojo o verde, o a manera de acompañamiento de otros platos típicos de esta gastronomía.

Algunas variaciones de la receta de gofio escaldado

La receta tradicional del gofio escaldado, se prepara con fumet de pescado, ya que esta carne es protagonista en la gastronomía de las islas Canarias. Sin embargo, las variaciones permiten su elaboración con caldos de pollo, res o cerdo.

La versatilidad de este plato se presta fácilmente a elaborarlo a partir de un buen caldo de verduras, haciéndolo perfecto para los que prefieren eliminar las carnes de su menú. 

En cualquiera de estos casos, las variaciones de sabor lo vuelven aún más exquisito. Manteniéndose como un aperitivo nutritivo y delicioso

Entradas relacionadas