Arroz a la zamorana

Arroz a la zamorana

España y sus arroces son una fiesta gastronómica que ofrece los sabores más variados, que empiezan con la reconocida paella hasta las propuestas típicas de cada región. El arroz a la zamorana llega a nosotros desde Castilla y León y es tan bueno y delicioso como sencillo de preparar. 

Originalmente, se prepara con las orejas y las manitas del cerdo, pero en esta propuesta hemos decidido no utilizarlos, para proporcionarle un sabor un poco menos fuerte, aunque igualmente exquisito. Recordando que en la cocina la creatividad es siempre bienvenida y que la magia de cada receta consiste en darle un toque personal. 

Ingredientes

Es muy importante que los ingredientes estén muy frescos y que sean de una muy buena calidad. Esto asegura que el resultado de la preparación tiene el gusto que estamos esperando. 

  • 1 loncha de panceta de un centímetro aproximadamente.
  • 5 salchichas frescas de carne.
  • 200 gramos de picadillo.
  • Taquitos de jamón serrano.
  • Rodajas de chorizo fresco.
  • 400 gramos de arroz.
  • Aceite de oliva 
  • Un poco de tocino de cerdo.
  • Sal marina.
  • 1 cebolla grande picada.
  • 3 tomates maduros.
  • 1 pimiento rojo.
  • 4 dientes de ajo.
  • Tomillo.
  • Orégano
  • Romero. 
  • 2 hojas de laurel.
  • Pimentón de la Vera.
  • Perejil.
  • Caldo de pollo o de verduras.

Preparación

Para empezar, dejamos todos los ingredientes picados y listos para cuando llegue el momento su entrada en la preparación de la receta. Es importante tener paciencia y dedicarle el tiempo a la receta para que salga perfecta. 

Tomaremos una olla grande y añadimos un toque de aceite de oliva y colocamos allí el tocino y la panceta. Esperamos un poco para que se doren y suelten su grasa y esta se mezcle con el aceite de oliva. Esto dará un sabor excepcional al sofrito

Retiramos la panceta y el tocino y reservamos. Ahora agregamos el ajo y la cebolla, previamente picados, en el aceite. Pasados unos segundos añadimos las especias, es decir, el tomillo, el laurel y el romero. Podemos darle una pizca de sal e integramos todo. 

Cuando comiencen a tomar un color dorado, añadimos el tomate y el pimiento rojo al sofrito. Notaremos que comienzan a soltar agua, siendo el momento de incluir las carnes, incluyendo la panceta. Sin dejar de mezclar para que los sabores se integren y los ingredientes se mezclen bien, dejamos que se cocinen un poco. 

Momento de añadir el arroz

Ahora sí, le agregamos el arroz. Removemos para juntar todo y añadimos el pimentón de la Vera, ya es al gusto de cada quien si picante o dulce. Rectificamos la sal y sumamos el caldo, que debe ser en las proporciones adecuadas, es decir, una medida de arroz por cada dos de caldo.

Idealmente, el caldo debe ser de pollo o carne, incluso de verduras, esto le sumará al sabor. La manera correcta de agregarlo es por partes. Es decir, se añade primero la mitad del líquido, que sería una medida, y la otra parte se va incluyendo a medida que la primera se ha ido evaporando. 

Recordemos ir rectificando la sal y el gusto, así como la cocción del arroz. Cuando este ha llegado a su punto perfecto, es momento de llevar a la mesa. 

Para servir el arroz zamorana

Idealmente, el arroz zamorana se prepara en una cazuela de barro, donde mismo se presenta luego. Puedes colocar unas ramitas de romero por encima. Una idea que le aporta un gran sabor a esta receta es agregar una copita de vino blanco junto con el caldo. Mientras más añejo, mejor.

Para el maridaje, se sirve con un vino tinto de una uva local, es decir, de DO Tierra del vino de Zamora o DO Toro

Entradas relacionadas