• Salmorejo

    por  • 11 diciembre, 2011 • Entrantes • 6 Comentarios

    ¿Os apetece probar un entrante fácil y rápido, que nos ayude a aprovechar esos trozos de pan duro que siempre tenemos por casa y que nunca sabemos que hacer con ellos?. El Salmorejo es un plato muy económico de origen cordobés, una crema muy versátil que tanto podemos tomar sola, como acompañada a modo de salsa para cualquier plato principal.

    Éste plato es uno de los más económicos que podemos realizar con cuatro ingredientes indispensables que todos tenemos en nuestras cocinas. El salmorejo resulta una tapa perfecta o un entrante para picotear acompañado de los típicos picos o regañás, una mezcla muy sabrosa hecha con esos ingredientes tan nuestros que son; el tomate, el pan, el ajo y el aceite.

    Espero que os guste esta crema de sabor tan intenso, que podemos redondear acompañandola de huevo duro y virutas de jamón serrano o ibérico, según el bolsillo de cada consumidor.

    Salmorejo

    Ingredientes para 2 personas:

    5 tomates variedad rama o pera (muy maduros)

    200 gr de la miga de pan (mollete, candeal, trigo, centeno…)

    1/2 diente de ajo

    75 ml de aceite de oliva virgen

    1 cucharada de vinagre de jerez o vino

    1 huevo (opcional)

    2 cucharadas de virutas de jamón serrano o ibérico (opcional)

    1 pellizco de sal

    para acompañar (picos, regañás, picatostes…)

    SalmorejoElaboración:

    1. Primero troceamos el pan quitándole la corteza y lo ponemos en el vaso de la batidora o la jarra de la batidora americana.

    2. Pelamos y troceamos los tomates, los ponemos encima del pan para ir humedeciéndolo. Pelamos el ajo y le quitamos el centro para que no pique en exceso y lo agregamos a la mezcla.

    3. Agregamos el aceite, el vinagre y la pizca de sal. Batimos todo durante unos minutos hasta que nos quede una mezcla homogénea, nos tiene que quedar una crema espesa pero si veis que es demasiado espesa podemos agregar un poco más de aceite de oliva.

    4. Si queréis acompañarlo de huevo duro, coceremos previamente un huevo en agua durante unos 13 minutos hasta que quede duro, después lo refrescamos y lo pelamos. Troceamos en pequeños cubitos y decoramos por encima el salmorejo.

    5. También podemos agregar virutas de jamón que le darán un toque muy especial. Servimos el salmorejo en dos platitos o dos cuencos individuales para que se pueda comer con más facilidad acompañado de picatostes o picos.

    6. Podemos usar esta mezcla como una salsa de acompañamiento para fritos por ejemplo: unas berenjenas rebozadas o un pescado en adobo frito. Las posibilidades son infinitas. Aunque sin duda mi opción favorita es untarlo en unas buenas rebanadas de pan de hogaza acompañado por unas lonchas finas de jamón ibérico.

    SalmorejoEspero que os guste esta crema tan sencilla y económica, es una solución genial para aprovechar ingredientes sencillos que tenemos siempre en casa y para los amantes de los sabores intensos. Comer salmorejo a base de mojar pedacitos de pan es un vicio y una auténtica tentación.

    Acerca de

    6 Responses to Salmorejo

    1. Mariló Vélez
      11 diciembre, 2011 en 22:05

      Un salmorejo irreprochable. Te lo dice una que es de allá. :)

      • Sart
        12 diciembre, 2011 en 0:00

        Si cuento con tu aprobación ya me doy por más que satisfecha. Bicasos morenaza!!!!!

        • Mariló Vélez
          12 diciembre, 2011 en 0:23

          Tienes un blog chulísimo. Ya sabes que me encanta. Yo a ver si me pongo las pilas, que tengo el mío abandonadito, el pobre. :-)

    2. Breok
      11 diciembre, 2011 en 22:15

      Brutal. Me encantan todos los platos tipo gazpacho. Lo intentaré a ver que me sale :D.

      • Sart
        12 diciembre, 2011 en 0:19

        Es muchísimo más fácil que el gazpacho así que tranqui que seguro que te sale genial, que tu tienes mucha mano. Bicos!!!!

    3. 13 diciembre, 2011 en 11:19

      Apuesto a que esta receta fue idea de mi hermano!!! jeje
      Yo probé el que hace el, pero fijo que el tuyo está mejor!! :-)

      • Sart
        14 diciembre, 2011 en 2:21

        A tu hermano se le ocurre todo los días sea para comer o para cenar, o merendar, o desayunar…XDDDDD

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *